7 Desafíos del Buen Líder

973

El paradigma digital ha abierto oportunidades extraordinarias para todos. Para los profesionales de hoy y mañana es esencial mantenerse actualizado, ser competente… y cultivar los liderazgos.

En un escenario tan dinámico, fluido y estimulante como el que vivimos es esencial considerar el cultivar esos rasgos de líderes que todos tenemos dentro. Antes de la puesta en marcha de un emprendimiento, antes del modelo de negocio y la recaudación de fondos está el empresario, sus dotes de liderazgo y capacidad para comprender, navegar y dominar habilidades y desafíos.

El del empresario es un camino de aprendizaje constante y es esencial entender lo que sucede cuando te acercas a este mundo por primera vez. En una era de transformación digital, más que nunca, el valor humano de los talentos que serán los líderes del futuro es fundamental . Pero dada su importancia, ¿cómo podemos identificarlos más rápidamente? Hay algunas características en las personas que nos rodean que nos gustan y que, incluso si no lo admitimos públicamente, nos hacen cuestionar algunas de nuestras convicciones más profundas.

Esto sucede cuando estamos tratando con alguien que potencialmente es lo que se llama un líder, o que, en cualquier caso, resume algunos de los rasgos del liderazgo. ¿Qué tan importante sería contar personas similares dentro de nuestro emprendimiento?

Así que intentemos usar el papel del empresario que debe intentar desarrollar políticas que fomenten el desarrollo de estos líderes dentro de tu propio negocio, ya sea pequeño o mediano. Muy a menudo, los presupuestos de Recursos Humanos no son muy grandes y, por lo tanto, es impensable encontrar líderes potenciales en el mercado. ¿Cuáles son los desafíos del buen líder?

  1. Evaluar sus competencias por sobre sus destrezas de coaching: Los líderes son personas que pueden inspirar a quienes los rodean, pero también es igualmente cierto que los futuros líderes son quienes pueden aprender de los líderes actuales. Entonces es muy importante poder apreciar tanto las habilidades de enseñanza como el intercambio de conocimientos personales. 
  1. Concentrarse en el potencial y no en el rendimiento: Es un parámetro esencial para la empresa, pero para identificar a un líder es necesario dar un paso más y observar actitudes, visión, capacidad de contratar y administrar un equipo. A menudo el rendimiento se logra más por la capacidad de aprovechar las condiciones ambientales positivas heredadas en el tiempo que por méritos objetivos.
  1. Cultivar, en casa, a tus futuros líderes: El costo en el que se incurrirá para ir al mercado y encontrar portadores de liderazgo es mucho más alto de lo que se debería incurrir para crear vías de liderazgo dentro de la organización. Pero no cometas el error de confiar en herramientas de evaluación o en consultores externos para evaluaciones. Orienta primero en el clima de negocios y en valores no negociables compartidos. Sobre la base de estos elementos se puede construir una estrategia virtuosa que cree las condiciones para el surgimiento de talentos corporativos.
  1. Intentar controlar la rotación: Primariamente, la práctica de la rotación laboral podría fundar una sensación de abatimiento e carencia en aquellos que se ubican en un contexto diferente al de origen. El punto es estimular, cuestionar y captar las capacidades de los recursos de alto potencial para que resalten las habilidades de liderazgo. Al hacerlo, se encontrará en la empresa un tesoro que sus competidores envidiarán.
  1. Fomenta el contacto con antiguos colaboradores: La importancia de una red maciza es un recurso muy útil, pero aún más para todos aquellos que hacen negocios. Un ex empleado te puede dar la posibilidad de obtener información y recibir juicios sin los condicionamientos que antes eran obvios. Todo ex colaborador es una mina de información para ser almacenada.
  1. Busca personas inspiradas en la pasión y los logros para crear líderes: Todos los recursos de alto potencial orientados a resultados, también están impulsados ​​por un sentimiento de pasión. Estas son las personas en las que invertir para alentar su entusiasmo por el aprendizaje incesante, la pasión por un trabajo bien realizado y la capacidad de pensar fuera de las obviedades para alcanzar un objetivo común.
  1. Aprender a reconocer la resiliencia: Es la capacidad de hacer frente de manera positiva a los eventos traumáticos, a saber cómo reorganizar positivamente la vida ante las dificultades, a reconstruirse sin dejar de ser sensible a las oportunidades positivas que ofrece la vida, sin alienar la propia identidad. Posiblemente esta definición captura la calidad para identificar, nutrir y resaltar el espíritu de todos los recursos con talento que asegurarán el futuro de tu emprendimiento.

La reflexión sobre estos desafíos y la posterior ejecución de una estrategia adecuada podrían ser la razón principal por la que tu compañía exista mañana.

“El poder no es control. El poder es fuerza y es darle esa fuerza a otros. Un líder no es alguien que obliga a otros para hacerse más fuerte”. | Beth Revis, autora estadounidense de fantasía y ciencia ficción. 

Búscanos en www.blizuu.com. Si quieres escribirnos para consultarnos cómo nuestra plataforma sumará a tu proyecto te dejamos nuestro mail: [email protected] y con nosotros, ¡Contacta, Cotiza, Crece!

Facebook: www.facebook.com/blizuu
Twitter: www.twitter.com/netblizuu
Instagram: www.instagram.com/blizuu
Linkedin: www.linkedin.com/company-beta/3559218

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *